Las becas del ayuntamiento llegan a 1598 familias

Las ayudas municipales en el área de educación concedidas en 2015 ascendieron a 148.224 euros

becasuniversitarios

Libros de texto, material escolar y gastos relacionados con la Universidad. Son los tres conceptos asociados al área de Educación que el Ayuntamiento de Meco subvenciona desde hace años y que en el ejercicio 2015 supusieron una inversión cercana a los 150.000 euros. En total, 1.598 familias del municipio se han beneficiado de unas becas que se reparten entre los niños de 3, 4 y 5 años, entre los que cursan la enseñanza obligatoria y también entre los mequeros universitarios.

Más de una década de becas

La cuantía total que el consistorio destina a las ayudas en Educación no ha dejado de subir desde que se pusieron en marcha hace ya una década. Empezaron a concederse con el fin de evitar que las familias matricularan a sus hijos en localidades distintas a Meco y con los años las becas se han ampliado para cubrir otros aspectos.

En concreto, las ayudas municipales se han ampliado para evitar que los alumnos abandonen los estudios por la situación económica de sus familias y también se ha visto incrementada la partida de becas para devolver a los vecinos parte del superávit que acumula el ayuntamiento como consecuencia de una buena gestión.

Material escolar, libros y gastos universitarios

En definitiva, el ayuntamiento en 2015 ha llegado a 1.600 hogares a través de distintas vías. A los niños de Meco de 3, 4 y 5 años matriculados en los colegios San Sebastián, Gloria Fuertes y Chesterton les ha subvencionado la totalidad de los libros que necesitan en sus centros; a los estudiantes empadronados en Meco en la etapa de la enseñanza obligatoria les ha concedido un cheque para material escolar; y a seis jóvenes mequeros de la universidad pública les ha concedido becas de 3.000 euros cada una para cubrir gastos relacionados con esa tarea educativa.

La concejala de Educación Concha Aller ha explicado que “las becas han experimentado un incremento con el paso de los años gracias a la buena salud económica del ayuntamiento. Mientras otros ayuntamientos o administraciones se han visto obligadas a mermar o suprimir sus cuantías, nosotros las hemos ampliado. Hemos entendido imprescindible apoyar a las familias en una época de crisis, agradecerles la confianza en nuestros centros educativos y devolver a los contribuyentes parte del superávit compartiendo con ellos los remanentes positivos de una buena gestión”.